¿A qué esperas para solicitar tu Nacionalidad Española? Somos conscientes de que no siempre es tan sencillo como parece, pero ¡ojo!, tampoco tan complicado. En este artículo hemos recopilado para ti 10 consejos que te van a ser muy útiles a la hora de solicitar la Nacionalidad y, si los sigues, aumentarán las posibilidades de que te la concedan. ¡Comenzamos!

1. Ten claras todas las opciones

Como ya sabrás, existen diferentes vías para solicitar la nacionalidad y debes saber cuál de todas ellas te conviene más según sea tu caso. Podemos distinguir entre la nacionalidad para españoles de origen; por matrimonio; por opción, por valor de simple presunción… aunque, también es cierto, que la más común y solicitada por los extranjeros es la nacionalidad por residencia.

Esta opción exige la estancia de la persona en España durante 10 años de forma legal y continuada. Dicho tiempo puede verse reducido en ciertos casos… ¡Hasta únicamente un año!. Te recomendamos leer nuestro artículo dedicado a la nacionalidad por residencia en el que te contamos todos los detalles: clic aquí.

2. Vigila la continuidad de residencia

Con esto queremos decirte que, si estás acostumbrado a viajar con frecuencia a tu país de origen o a otros países, ten en cuenta que al iniciar el expediente para solicitar la nacionalidad española, esto puede interrumpir el requisito de continuidad. Por ello, trata de viajar lo menos posible o, al menos, hazlo en períodos de corta duración.

3. Esfuérzate por aprender el idioma

Para que te concedan la nacionalidad te van a pedir saber hablar, leer y escribir bien en Castellano. De hecho, si perteneces a un país de habla no hispana, tendrás que presentarte a los conocidos exámenes DELE.

La superación de estas pruebas es necesaria para acreditar tu dominio del Español, así como de la Constitución y otros aspectos relativos a las costumbres y cultura.

Importante: Debes saber que, para inscribirte al hacer el examen CCSE (obligatorio en la gran mayoría de solicitudes), vas a tener que pagar una tasa de 85 euros. En caso de que suspendas o no te hayas presentado, no hace falta que la vuelvas a pagar. Puedes utilizar la misma inscripción por una vez más.

4. Hazte amigo de las costumbres del país

Como te comentábamos en el párrafo anterior, conocer las costumbres del país a cuya nacionalidad optas, en este caso España, es muy importante. Te ayudará a estar integrado y a sociabilizar. Interactuar con otros españoles es la clave.

5. Siempre con contrato

Aunque te surja la oportunidad, nuestra recomendación es que intentes no trabajar en B.  Trata de contar siempre con un contrato de trabajo legal. Esto puede ayudar mucho a la tramitación de tu nacionalidad, ya que te dará facilidad a la hora de demostrar que estás integrado en la economía nacional y dispones de recursos económicos estables. ¡Tenlo en cuenta!

6. No te metas en líos

Recuerda que uno de los requisitos será no tener antecedentes penales. Por esta razón, aunque parezca algo obvio, procura evitar cualquier conflicto con la justicia o a nivel policial. Ser un ciudadano ejemplar te facilitará mucho las cosas.

7. Ten tu tarjeta actualizada

Son muchas las personas que creen que, una vez han solicitado la nacionalidad española ya no tienen que seguir renovando su tarjeta de residencia. Sin embargo, esto no es así.

Conseguir la nacionalidad española implica que debes ser residente y, por tanto, tendrás que renovar tu residencia cada vez que te toque hasta que por fin dispongas del DNI o pasaporte español.

8. Opta por la vía telemática

renovación estudiosUna vez hayas presentado la solicitud, extranjería suele tardar entre 1 y 2 años en emitir la resolución. También es cierto que, si solicitas la nacionalidad a través de la vía telemática, tal y como siempre te aconsejamos, las probabilidades de recibir una respuesta en menos tiempo aumentan de forma considerable.

Mientras dura la espera, podrás ir consultando el estado de tu expediente de manera online. El Ministerio de Justicia ha habilitado para ello una plataforma llamada “cómo va lo mío”. Quizás la información que te encuentres lleve cierto retraso con respecto a la real. Sin embargo, te será muy útil para conocer en qué fase se encuentra tu solicitud.

9.  Ármate de paciencia

Obtener la Nacionalidad es un procedimiento largo, que incluso puede alargarse más de lo esperado. Es esencial comprobar que cumples con todos los requisitos y que los documentos que vayas a entregar sean correctos o, de lo contario, por cualquiera de estos fallos, podrían denegártela y tener que empezar el expediente de nuevo. Para que esto no te suceda, recurre al siguiente consejo.

10. Con ayuda, mejor

Se trata de un trámite que precisa de mucha documentación y requisitos, lo que puede complicarse si no se hace de la forma adecuada y resultar bastante laborioso si no se conoce el procedimiento. Por este motivo, lo más aconsejable es solicitar la ayuda de un experto en materia de extranjería que pueda asesorarte correctamente, y cumplir el objetivo de alcanzar resoluciones favorables.


Como siempre, puedes contar con nosotros. En Gemovir tenemos a un gran equipo de profesionales trabajando y estaremos encantado ayudarte a solicitar este o cualquier procedimiento que necesites. Si tienes cualquier duda sobre este tipo de solicitudes, escribe o llámanos.

¡Juntos lo haremos posible!