Existe cierto desconocimiento de los estudiantes extranjeros con respecto a su permanencia en España. Algunos confunden su situación de estancia como estudiante por una situación de residencia. La ley de extranjería es muy clara al respecto, el motivo por el cual estas personas se encuentran aquí es porque están estudiando, ese es el fin único. Bajo esta situación  no está permitido que puedan trabajar,  solamente pueden realizar prácticas no laborales a tiempo parcial que sean compatibles con sus estudios a tal punto que se indica claramente que los ingresos obtenidos por dichas prácticas no podrán tener el carácter de recurso necesario para su sustento o estancia. Es también muy cierto,  pero hasta cierto punto se desconoce, que actualmente un estudiante extranjero extracomunitario puede modificar en cualquier momento su situación de estancia a residencia siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos básicos. Para ello tiene que ser graduado o postgraduado, es decir poseer una titulación de nivel universitario o haber superado estudios de postgrado en alguna institución o escuela de negocios de reconocido prestigio. No es necesario esperar a cumplir tres años de estancia para hacerlo lo puede realizar cuando el profesional tenga una propuesta u oferta de trabajo firme,  real y concreta,  que la remuneración sea adecuada para un profesional altamente cualificado, que sea a tiempo completo,  que tenga una duración mínima de un año y que la empresa tenga una clara disposición de participar en el proceso porque debe esperar alrededor de 45 días, que es el tiempo en el que aproximadamente concluye el proceso y el profesional pueda tener su tarjeta de residencia y trabajo. En el Despacho venimos gestionando muchos procedimientos de este tipo y estaremos dispuestos a apoyarle en el momento que consideren necesario.