¿Eres Medico extranjero y quieres presentarte al MIR?  Entonces este artículo seguro que te interesa. Sabemos que cada vez más médicos de países como Venezuela, Ecuador o Colombia, deciden viajar a España en busca de nuevos retos profesionales y con la intención de obtener mejores condiciones laborales.

Sin duda puedes lograrlo, no obstante, el MIR es un examen con mucha competitividad y, por ser personal sanitario externo, además de tener que cumplir unos requisitos específicos, deberás hacer frente al famoso “cupo de extranjeros” para conseguir tu plaza. ¡Pero que no cunda el pánico! A continuación te damos 10 consejos muy útiles que te ayudarán a conseguirlo. ¡Comencemos!

1. Solicita la homologación de tu título cuanto antes

Homologación título

Este debe ser uno de los primeros trámites que realices. Tener homologado tu título es un requisito imprescindible para acceder a una plaza como médico residente en España. Son muchos los que se confían y esperan demasiado para solicitarlo pensando que hay tiempo de sobra para ello. Sin embargo, a pesar de ser una gestión relativamente sencilla, el procedimiento suele alargarse.

¡Tenlo en cuenta! Para no correr el riesgo, y que después de meses preparando el examen te veas obligado a esperar a la siguiente convocatoria por no tener lista la homologación, ocúpate de este paso cuanto antes. En Gemovir podemos ayudarte, incluso de forma telemática. No tendrás que preocuparte. ¡Nosotros nos encargamos de todo!

2. Deja que del papeleo se ocupen otros. Mientras, tú estudias

Además de presentar el título homologado, durante el proceso te van a exigir más documentación. Por ejemplo, es necesario tu pasaporte y que obtengas un permiso de residencia, que deberá haber expedido previamente la Embajada o el consulado español de tu país.

Lo ideal es que mientras tú te dedicas a lo más importante (estudiar para el examen MIR), solicites la ayuda de un experto en la materia que pueda encargarse de llevar a cabo el “papeleo burocrático” que te van a pedir para presentarte a la prueba.  Realizarlos requiere tiempo y dedicación. Y el tiempo, en esta carrera de fondo como es el MIR, se convierte en un tesoro que no debes malgastar. De ahí nuestra recomendación.

3. Contacta con alguna academia para prepararte mejor

Si quieres conseguir tu plaza MIR, no basta con memorizar los contenidos por tu cuenta. Tendrás que hacer énfasis en la parte práctica y la técnica concreta característica de este tipo de examen.

Hay muchas academias entre las que podrás elegir para que te ayuden con la preparación de la prueba. Están acostumbradas a ello y podrán darte las claves para conseguir tu objetivo. ¿Cómo?  A parte de ofrecerte simulacros pautados para que practiques con un examen lo más parecido al del MIR, podrán definirte un buen plan de estudio y potenciarán que estés enfocado en tu misión día a día. Sin que pierdas de vista el plazo con el que cuentas hasta la fecha del examen.

Además, con la digitalización de la educación, estos cursos de preparación los puedes encontrar tanto en modalidad presencial como online. Así que, si aún estás fuera de España, también tienes opción de apuntarte.

4. Atento a los temas que más suelen salir en el examen

El Ministerio de Sanidad no ofrece un temario oficial para el examen MIR, por ello es esencial que dediques tiempo a preparar tu propio temario. ¿El método? Aprende a priorizar. Algunos temas cuentan con más importancia que otros, y más aún según cuál sea la especialidad a la que hayas decidido presentarte.

Nuestro consejo: que realices un estudio previo de los “desgloses” disponibles en los que se detallan las preguntas a las que tuvieron que hacer frente los que se examinaron en convocatorias anteriores. Viéndolos sabrás qué temas preguntan con mayor frecuencia en función de cada materia.

En base a los datos de los últimos años, la situación es la siguiente:

Los contenidos de mayor dominio son los de gastroenterología, al acaparar 1 de cada 10 preguntas del examen. Otras de las materias prioritarias son cardiología y enfermedades infecciosas, seguidas de  neumología, endocrinología, nutrición y neurología. Por otro lado, debido a la pandemia, se espera que en el examen también gane terreno la epidemiología como tema recurrente entre las cuestiones.

5. Pregunta y acepta consejos de aquellos que lo han logrado

No se trata de que te compares, pues cada caso es diferente. Sin embargo, recuerda que otros han pasado por una situación muy parecida y han conseguido su objetivo.

Es normal que al principio te sientas abrumado. Presentarte al MIR en España como médico extranjero implica, no solo un cambio profesional, sino también a nivel personal.

Pero, por difícil que parezca, si otros lo han logrado, tú también puedes. Trata de relacionarte con aquellos que han pasado por lo mismo y empápate de sus consejos y experiencias.

6. No te dejes desmotivar por el famoso cupo de extranjeros

Como ya sabrás, en el examen MIR existe un límite máximo que se aplica a los estudiantes extranjeros no comunitarios, según sea la circunstancia administrativa en la que estén. Se trata del famoso “cupo de extranjeros” que, desde 2013, es del 4% del total de las plazas ofertadas. Con la existencia de este cupo se pretende garantizar el mayor número de puestos a los médicos locales. 

Nota❕ : si eres médico comunitario o extracomunitario con permiso de residencia temporal o permanente, no te afecta el cupo de extranjeros.

Pero como te aconsejábamos, esto no debe desmotivarte. Muchos médicos extranjeros se preparan a conciencia y con esfuerzo y constancia consiguen su plaza. Es posible, ¡recuérdalo!

7. Ten paciencia, el resultado merecerá la pena

médica

Último consejo, aunque no por ello el menos importante: ármate de paciencia y no te rindas. El MIR te hará renunciar a muchas otras cosas durante el proceso en el que estés estudiando. Ten siempre en mente que el resto de la a gente que se presenta (tus compañeros y rivales) están pasando por lo mimo que tú. Cuando lo consigas mirarás atrás y te sentirás orgulloso. Pensarás que ha merecido la pena.

Recuerda que con ayuda, siempre es mejor. En Gemovir podemos tramitar la homologación del título y encargarnos del resto de trámites para este procedimiento. Llevamos años trabajando para apoyar a todas aquellas personas que quieren establecerse en España, brindándoles las herramientas necesarias que les permitan desarrollar sus ideas y proyectos de manera eficaz. Nuestros especialistas gestionarán tu documentación de forma rápida y sencilla. 


Como siempre, puedes contar con nosotros. En Gemovir, somos un despacho especializado en movilidad internacional de profesionales sanitarios. Tenemos a un gran equipo trabajando para ayudarte a cumplir tus objetivos laborales y personales. Si tienes cualquier duda sobre este tipo de solicitudes, escribe o llámanos.

¡Juntos lo haremos posible!