El Arraigo Social es una de las autorizaciones temporales de residencia por circunstancias excepcionales . Está pensada para aquellos ciudadanos extranjeros que quieren vivir y trabajar en España, bien teniendo vínculos familiares en el país o demostrando estar integrados socialmente. Sin embargo, para que te lo concedan, es necesario cumplir una serie de requisitos y presentar la documentación adecuada. Si te interesa este tema ¡Atento! porque en este artículo te damos 5 consejos útiles para solicitarlo con éxito. Vamos allá…

👉Consejo 1: No olvides respetar el tiempo de permanencia exigido

Vas a necesitar acreditar que has permanecido 3 años de forma continuada en España antes de poder proceder a tramitar la solicitud. Por este motivo, a fin de no poner en riesgo dicha continuidad, lo más aconsejable es tratar de evitar viajes que impliquen salir del país por más de 120 días.

Además, deberás ir recopilando todos aquellos documentos que puedan ser de utilidad para, llegado el momento, poder demostrar que has cumplido con este requisito. Nos referimos a documentos como las facturas del consumo en el hogar; recibos bancarios, certificados del médico o cualquier otro papel que sirva como comprobante de tu estancia prolongada en territorio español.

👉Consejo 2: Demuestra que no tienes antecedentes penales

antecedentes penales

A estas alturas seguro que ya sabes lo importante que es el certificado de antecedentes penales para cualquier procedimiento de Extranjería.

Se trata de uno de los requisitos que de forma habitual te van a exigir. De este modo, carecer de antecedentes penales existentes en el ordenamiento español, tanto en tu país de origen como en España, es una condición que deberás cumplir para acceder al Arraigo Social.

¿Cómo conseguir este certificado? Tendrás que solicitarlo referente a tu país, bien en el Consulado o en la Embajada del mismo en España. Si tienes cualquier duda sobre este o cualquier otro trámite de Extranjería, no olvides que en Gemovir estaremos encantados de ayudarte.

👉Consejo 3: Trata de empadronarte al principio

El padrón es uno de los documentos que más útiles puede resultarte en este procedimiento, ya que te va a ayudar a acreditar el requisito del  tiempo de permanencia exigido.  Al estar registrado en un ayuntamiento, te será más fácil demostrar tu dirección y el número de personas junto a las que convives en el domicilio.

Nuestra recomendación❕ : Aunque no es obligatorio que hayas estado empadronado durante los 3 años previos a la solicitud, lo ideal es que  realices este trámite nada más llegar a España. Pues el padrón es uno de los medios más sencillos para que puedas demostrar tu tiempo de permanencia en el país.

👉Consejo 4: Esfuérzate para que tu integración social sea evidente

Integración social

Para que te concedan el Arraigo Social, será necesario presentar lo que se conoce como el  Informe de Inserción Social, emitido por la Comunidad Autónoma en la que residas.

Ojo❕ : porque no es obligatorio en el caso de que tengas vínculos con familiares en España o  en el supuesto de que ya dispongas de un permiso de residencia en el país.

👉Consejo 5: Deja que te ayuden los que saben

Para tramitar esta solicitud de modo presencial, será necesario contar con cita previa. No obstante, en Gemovir siempre apostamos por realizar las solicitudes de forma telemática. Es mucho más rápido y eficiente optar por esta vía.

El Arraigo Social, a pesar de ser un trámite sencillo,  precisa de mucha documentación y requisitos, lo que puede complicarse si no se conoce en profundidad cada paso del procedimiento.

Por este motivo, lo más aconsejable es solicitar la ayuda de un experto en la materia y que te ayude y oriente con el objetivo de obtener una resolución favorable.


Como siempre, puedes contar con nosotros. En Gemovir, como despacho especializado en Extranjería, tenemos a un gran equipo trabajando para ayudarte a cumplir tus objetivos personales y profesionales. Si tienes cualquier duda sobre este tipo de solicitudes, escribe o llámanos.

¡Juntos lo haremos posible!